23 octubre 2009

Diccionario de Sueños ~ G


Gato ~ Un aspecto femenino. Un gato que le ataca en el sueño representa sus enemigos. Si logra ganar la lucha, superará en la vida real grandes obstáculos y logrará fortuna y fama.
Gansos ~ Posibilidad de un largo viaje y buena fortuna.
Globos ~ Soñar con globos indica que sus esperanzas para lograr el amor pueden sufrir un contratiempo. Globos en los sueños también representan la arrogancia. Tal vez tiene una opinión demasiada creída sobre si misma.
Soñar con globos negros simboliza una depresión, sobre todo si los globos vienen hacia abajo.
Por otra parte, los globos son símbolo de una celebración y fiestas - tal vez debería reconocer los deseos de su niño interior. Si un globo explota en su sueño, simboliza un objetivo o sueño no realizado y también puede representar el estrés en su vida. Si sueña que vuela en un globo, es posible que haya llegado la hora para superar su depresión.
Golpear ~ Soñar que golpea a alguien simboliza la agresividad o enfado que siente en la vida real pero que no sabe cómo expresar.
Tiene tendencia a guardar sus sentimientos negativos por dentro, en vez de sacarlos de una manera natural y sana.
Granja ~ Si sueña con una granja, quiere decir que tal vez necesites desarrollar algún aspecto de su persona. Está dispuesto a crecer.
Grillo ~ Soñar con grillos advierte contra una lucha contra la pobreza.
Indican hambre y dificultades para los pobres.
Gorila ~ Recuperará su fuerza pero su éxito sufrirá cierto retraso.
***

LA PUERTA DEL SOL

04 octubre 2009

MANDALA


FIGURA ESPIRITUAL ORDENADORA POR EXCELENCIA

La palabra Mandala proviene del sánscrito, antigua lengua de la India y significa Círculo, “Círculo Sagrado, Círculo Mágico”.
El Círculo es la figura perfecta, simboliza al Absoluto dentro del cual está contenido: Todo y nada a la vez, caos y orden, lo infinito y lo eterno.
Noche y Día, primavera e envierno, nacimiento y muerte, centrífugo-centrípeto, maculino-femenino, yin-yang, macrocosmos y microcosmos.
Son aspectos de lo mismo, son sucesiones y transiciones al mismo tiempo.
Se toma como símbolo de la unidad, del cosmos y de la eternidad.
Toda la energía del universo es regida por un movimiento constante de contracción y expansión.
Como seres humanos solemos apartarnos de este equilibrio natural aferrándonos exclusivamente a uno de los polos (nos polarizamos). Nos apegamos al placer huyendo del dolor, preferimos los sentimientos positivos y negamos o reprimimos los negativos. Así, invertimos una gran parte de nuestra energía vital en buscar compulsivamente fuentes artificiales de expansión tales como drogas, el consumismo, la frivolidad, el fanatismo político y religioso, etc., en un intento por controlar y evitar la contracción.
La contracción es una parte del ciclo natural del Universo.
Representa nuestro lado oscuro, aquel que nada queremos saber, nuestra "sombra". Es el ir hacia adentro de nosotros mismos, sólo que la mayoría rechazamos esta posibilidad. Hacemos todo lo posible por evitar contactarnos con nuestras emociones reprimidas. Vivimos la contracción como algo negativo y amenazante que es necesario manterner bajo control. Esta evasión no hace sino generar mayor tensión y así alimentamos aún más la contracción.
Cuando intentamos suprimirla, la contracción adquiere una dimensión desproporcionada, se expresa por medio de
síntomas y enfermedades.
"Lo que se resiste, persiste".
Por el contrario cuando no nos resistimos a ella, se convierte en una herramienta útil para nuestro crecimiento y progreso interno.
Cuando aceptamos nuestros sentimientos negativos estos pueden desprenderse, liberarse. Para ello no debemos hacer mas que permitirlos; si tratamos de cambiarlos o corregirlos inmediatamente, estaremos realimentando la contracción a través del control.
Todo lo que se necesita es nuestra conciencia y aceptación para que la transformación se produzca.
Debemos comprender que la expansión y la contracción son aspectos inseparables de la totalidad. Una vez que nos permitimos sentir la contracción, nos reconciliamos con el ritmo natural del universo y podemos relajarnos.
Solo si aprendemos a soltar la ilusión de que podemos controlar el fluir de la energía podremos vivir en equilibrio y armonía nuestra vida.
Se toma como símbolo de totalidad, unión, integración.
De los eternos ciclos de dualidad, el Yin-Yang del Tao: Nacer-Morir, Día-Noche, Infancia-Vejez, Salud-Enfermedad, Felicidad-Tristeza, Conciente-Inconsciente, Felicidad-Tristeza, Masculino-Femenino, Pobreza-Riqueza, Analogía-Paradoja, Masculino-Femenino, Pensamiento-Sentimiento, Izquierdo-Derecho, Oriente-Occidente. No podemos experimentar el uno sin el contraste del otro.
La integración de los opuestos complementarios.
Ninguno de los dos lados es absoluto, todo es relativo. Lo importante es buscar el punto neutro para lograr un equilibrio de ambas fuerzas.
Podríamos decir que todo en nuestra vida posee las formas del círculo, formas redondeadas, espirales.
Desde el Macrocosmos, en el universo (el sol, la luna, los planetas, las galaxias, los movimientos de rotación, translación).
Los diseños en los patrones de la naturaleza: En las galaxias, los árboles, las flores, los ríos, las frutas, el corte de un diamante, los enlaces moleculares, los átomos, etc. Todos siguen líneas y movimientos circulares.
¿Y que decir del átomo o la célula?
Todo lo que nos rodea tiene la forma de círculo.
Que al mismo tiempo nos representan los ciclos infinitos de la vida. Y si observamos nuestro cuerpo, nos daremos cuenta que todas nuestras formas son redondeadas: La cabeza, el cerebro, los ojos, los órganos internos, las huellas dactilares, etc. Esto nos recuerda que somos sistemas dentro de sistemas abiertos y cerrados dentro de una estabilidad aparente. Todo está dentro de otro algo. Un sistema es un conjunto de modelos interrelacionados que integran un todo orgánico.
“Somos parte integral del Absoluto y el Absoluto está en nosotros”.
El Absoluto es la presencia del todo en cada uno de las partes.
En cada una de las células, en cada una de las partículas subatómicas.
El Plan Maestro instalado.
Es nuestro ADN espiritual.
Los Mandalas han sido usados por los grupos espirituales desde hace mucho tiempo atrás. Caminar, danzar, observar o dibujar mandalas puede ayudar a curar la fragmentación psíquica y espiritual, también nos ayuda a manifestar nuestra energía creativa y a reconectarnos con nuestro Ser.
Un Mandala puede variar en color y diseño, pero básicamente se conforma de un centro y los cuatro puntos cardinales y la periferia.
También se construye con diseños de Geometría Sagrada.
Psicológicamente, los mandalas representan la totalidad de nuestro ser.
Dado que reflejan la psique humana, cada persona responde a ellos instintivamente e intuitivamente, más allá de su edad, género, raza, cultura, etc. Cuando nosotros trabajamos con los mandalas, es decir, si los dibujamos, si los pintamos, si hacemos cualquier diseño, si caminamos sobre ellos, etc.; puede asemejarse como un viaje hacia nuestro centro, nuestra esencia, iluminando zonas del camino que hasta entonces habían permanecido obscuras y hasta ese momento ocultas, permitiendo que brote la sabiduría de nuestro inconsciente.
El mandala es una puerta hacia la institución más íntima del ser humano. Representa la condensación ordenante del universo.
Mediante su diseño, contemplación y meditación el ser humano accesa con lo espiritual y se hace parte del todo armonioso, trascendiendo sus limitaciones presentes y las ataduras a su mundo material y conceptual.
Otras Utilidades:Los mandalas son útiles para la concentración, activación de la energía positiva, energización y armonización de espacios, meditación profunda, para elevar el nivel de conciencia, expandir la capacidad de la mente y la memoria.
Dentro de una casa o cualquier espacio, mejora la captación de energía y la ordena; crea un ambiente de armonía y balance. También nos sirve para transmutar la energía negativa en positiva. En el negocio atraerá la abundancia y prosperidad. Para la salud, nos protegerá de las energías negativas del entorno.
Al meditarlos en conciencia, mediante atención e intención dirigida, el cuerpo recobra su homeostasis y libera sustancias regeneradoras y sanadoras.
Los mandalas pueden ayudarte en el equilibrio de los chakras, en ese caso habrá que elegir el color adecuado dependiendo de la cualidad que se quiere trabajar.
El mandala enviará impulsos a la mente subconsciente, llegando a los receptores del cerebro, en donde se procesará y se obtendrá una reacción.
Son muchos los beneficios que podemos obtener de un mandala, lo mínimo que puede hacer por nosotros, es ayudarnos a centrarnos cuando sufrimos de alguna alteración nerviosa, ayuda a relajarnos y a encontrar la paz en medio de las dificultades en medio de un mundo tan complejo y conflictivo.
"Dios es un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna" - Antiguo aforismo gnóstico.

Ultimamente han estado apareciendo los círculos maravillosos en los campos de trigo, (crop circles) sobretodo en Inglaterra y en otros lugares del mundo.
Son extraordinarios mandalas que aparecen de la noche a la mañana y su tamaño es descomunal.
Es verdaderamente imposible que la mano del hombre los haya hecho.
Son perfectos, pero sobretodo conllevan una información que quizás pronto podamos poder comprender y decodificar los símbolos sagrados para saber qué nos quieren decir…
Información interesante...
*

CHUCHI