10 mayo 2009

CUANDO EL HOMBRE NO PIENSA


¿Estamos en un difícil momento para encarar y realizar proyectos ambiciosos?
Es cierto que las dificultades son muchas, todo el afuera lo señala y orienta permanentemente hacia lo negativo. La queja constante, el límite a nuestras necesidades de expresión. La respuesta mecánica a cualquier estimulo externo, la mayora falta de armonía entre los seres humanos, la desvalorización de la vidas, las formas de llegar a las cosas que nos permitan cubrir nuestras necesidades. Podríamos enumerar todas las que a usted se le ocurran. Pero…
¿No será esta una ilusoria visión del mundo?
Las crisis nos llevan a extremos y es en esos momentos donde los seres humanos, forjamos nuestro destino. Se preguntara Usted - ¿Por qué? Pues, en situaciones límites razonamos como hombre y nos dirigimos concientemente o actuamos instintivamente como animales y nos dejamos arrastrar.
¿Quién luego de una situación difícil, no resurge más conciente, más maduro, por la experiencia adquirida?
En medio de la situación desaparece, la noción de tiempo, de lo relativo, en el orden perpetuo del Universo.
Queremos mostrarles que existen posibilidades para observar positivamente. Tomemos el ejemplo de este afuera agobiador y usémoslo como símbolo de potencial de lo que representa. “Si no se puede ir para afuera, vayamos para adentro”; a recuperar las fuerzas que demando la acción y a revisar los porque reales.
¿Por qué continuamos valorando las cosas den término de dinero, halagos, posición, fama?
¿Somos totalmente responsables de nuestras acciones?
¿Dónde están nuestros errores?
Acaso, la naturaleza, el universo, la vida no es un ejemplo constante de transformación, de pasar de una expansión a una contracción, de una inspiración a una exhalación, de una bajar la savia a la tierra para surgir en un nuevo brote.
Intentémoslo, es probable que este viaje, hacia las raíces de nuestras conciencias, nos permita acércanos cada vez mas al equilibrio de la ley eterna, al llamado árbol de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CHUCHI