01 marzo 2009

USTED PUEDE SER DULCE


¡AZÚCAR!

La palabra tomaba mucha fuerza con su potente voz. De hecho su característico grito de ¡Azúcar! le dio la vuelta al mundo. Los que conocieron a Celia Cruz aun dicen que la dulzura fue su mejor amuleto. ¡Claro! ser dulce no es del todo fácil, pero si podemos intentar ser así. Usted ni siquiera alcanza a imaginar las maravillas terapéuticas y espirituales que puede lograr un solo turrón de azúcar en si forma de ser.

Un ser dulce

No hubo una personalidad parecida a la suya. su voz era única, sus atuendos desbordaban, las pelucas que usaba durante sus actuaciones impactaban y su buen humor para con el publico siempre la catapultaban como un encanto de mujer.

¡Así era Celia Cruz! su vida estuvo colmada de éxitos, pasión musical y de mucha azúcar. Grabo discos, recibió innumerables premios y participo en películas.

Ella ya partió. sin embargo fue, es y seguirá siendo admirada, no solo por los fanáticos, sino por todos aquellos que entiendan la magia de una sonrisa.

Un ser dulce, as¡ fue la reina de la salsa, mejor dicho la reina del Azúcar.

En Suecia hay una costumbre muy bonita que se repite cada vez que una pareja contrae nupcias. Allí, al salir de la ceremonia, en lugar de granos de arroz los novios se bañan con una singular "lluvia" de azúcar que los "azota" bajo la puerta del templo.

Es mas, la mama de la novia no se dedica a impartir bendiciones ni mucho menos a "berrear". Ella aguarda a los recién casados antes de salir de la parroquia y les lleva a la boca una cucharadita de azúcar.

¿Para que tanta azúcar?

Para que tanto la novia como el novio sean dulces y suaves en sus palabras y en todas sus acciones de casados. Los Suecos sostienen que solo así, alguien puede vivir en paz.

Una cara amable y una voz dulce, halagan los sentidos.

Hay que tener ángel para tratar a las personas. De usted depende ser agradable o no. Lo que cada uno piensa, se trasluce en su cara y lo hace ver simpático o antipático.

Si tenemos pensamientos alegres, amables u optimistas, nuestro semblante es dulce. Por el contrario, si estamos inundados de negatividades y "cucarachas", nuestro espejo refleja una cara desagradable.

A veces las difíciles condiciones de la vida nos hace parecer unos gruñones. Pero, así llevamos la vista baja, jamás debemos amilanarnos, ni mucho menos recrudecer nuestro rostro.

Esta pagina no pretende que usted lleve la sonrisa del payaso a toda hora. Es solo una invitación para que le abra la puerta a la armonía y expulse las rabias y los rencores.

Debemos aprender a ser dulces, porque sin alegría nadie cuenta con nosotros.

Contemplar la vida de una manera mas amable es saludable. y, por supuesto, con un solo cubito de azúcar, las cosas se veras mejor.

¡No se empalague!

¡Ojo con la melosidad!

A veces añadimos demasiada azúcar a nuestras relaciones con los demás y terminamos arruinándolas.

Ocurre lo mismo que pasa con el exceso de azúcar en el cuerpo humano. En cantidad excesiva puede ser peligrosa porque desajusta los delicados mecanismos de regulación que permiten almacenar y "quemar" los azucares simples. Tal desajuste favorece loa gordura, contribuye a la diabetes y afecta las células del páncreas.

Ese padre que sobreprotege a su hijo, esa novia que le perdona las mil y una infidelidades a su pareja o ese profesor que alcahuetea a sus alumnos no son dulces; mas bien son unos diabéticos puros.

La idea no es lograr la dulzura del almíbar, sino la calidez del ser humano. La búsqueda del sabor de la vida es innata.

Turrones para la vida

Turrón 1 ~ No se disguste por pequeñeces.

Turrón 2 ~ Un rostro alegre contagia los corazones de los demás.

Turrón 3 ~ Palabra dulce es aquella que felicita a los demás en publico o, si es
necesario, regaña solo en la intimidad.

Turrón 4 ~ Una frase dulce es aquella que nos consuela en los momentos de
tristeza.

Turrón 5 ~ No hay nada mas dulce que hablar y pensar cosas positivas. Deje de
quejarse tanto. Mas bien busque soluciones a sus problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CHUCHI