24 marzo 2009

¿Qué es el coaching?


Coaching procede del término inglés “entrenar”. En el entorno empresarial se conoce por coaching al proceso mediante el cual el coach o entrenador busca el camino más eficaz para que su cliente alcance los objetivos fijados, usando sus propios recursos y habilidades. El coaching cubre el vacío existente entre lo que eres ahora y lo que deseas ser. Es una relación profesional con otra persona que aceptará sólo lo mejor de ti y te aconsejará, guiará y estimulará para que vayas más allá de las limitaciones que te impones a ti mismo(a) y realices tu pleno potencial, al igual que un atleta necesita de su entrenador, para aconsejarlo y mantenerlo concentrado en sus objetivos. Un coach, te señala tus aspectos negativos y te da ideas para mejorar tu manera de desenvolverte, mientras que al mismo tiempo despierta en ti la motivación para evolucionar y ser lo mejor posible. Te desafía a ir más allá del lugar donde normalmente te quedas.
¿Te imaginas lo productiva que sería tu vida?
Eso sí, como no parece algo al alcance de todos, sino más bien un lujo, la buena noticia es que cada persona podemos ser nuestro propio coach. Hasta hace poco, ésta era una actividad reservada para los altos cargos ejecutivos, y para los atletas, pero ahora está al alcance de cualquier hombre o mujer que quiera vivir sus sueños, tomando estrategias a fin de progresar en su vida profesional y privada.
¿Para qué sirve?
Eres dueño(a) y creador(a) de tu propio destino. Puede que ya tengas una idea clara de lo que quieres en la vida, o puede que estés en medio de la confusión. No importa en qué punto comiences. Las ventajas que ofrece el coaching pueden ayudarte a ser una persona plenamente realizada y dichosa, a sacar a la luz lo mejor de ti. Cuando eres feliz, estás relajado(a), te lo pasas bien y haces lo que te gusta, atraes el éxito de un modo natural. Influyes sobre las personas y las oportunidades vienen a ti. Tener un objetivo e ir tras él, o esperar a que ese objetivo llegue, puede parecer muy frustrante en la práctica, esto es porque nuestra energía se fuga por muchos sitios, porque no estamos “completos”, como para atraer eso que tanto queremos. Para que una máquina funcione todas las piezas deben estar en orden. A veces luchamos por algo, pero no lo conseguimos porque no tenemos “ordenados” otros aspectos de nuestra vida, incluso pequeños detalles. La mayoría de la gente no confía en su propia capacidad para atraer el éxito, lo atribuyen a la suerte o a la casualidad. Pero si nos sentimos bien como personas, hacemos un trabajo satisfactorio y tenemos una sensación de plenitud en nuestra vida, es natural que nos llegue lo bueno. El problema es que muchas cosas nos impiden sentirnos bien y en forma. Y es ahí donde puede ser práctico utilizar algunos secretos del coaching.Al eliminar las "fugas" de energía y dedicarte a actividades placenteras que te ayuden a recuperarla, crearás el espacio adecuado para que las oportunidades se presenten.
¿Cómo funciona el coaching en la práctica?
Al final el coaching viene a decir que todo en nuestra vida está relacionado. Por ejemplo ~ quieres conseguir éxito o dinero, pero tienes varios aspectos a resolver, pues te consumen energía (te encuentras a disgusto con tu cuerpo..., tus cosas están desordenadas..., tienes un familiar que no te deja en paz...).
Además de solucionar esos aspectos, promueve aquellas cosas que te aportan energía positiva (siempre te ha gustado pintar..., hace mucho que no viajas..., esa amiga que te hace reír...).
Parece que no tienen que ver unas cosas con otras, pero desde que encuentras tu equilibrio, el éxito y el dinero vienen solos.
El proceso es bastante sencillo y se resume en un punto básico ~ la energía. Podemos hacer cosas que nos consumen energía o cosas que nos la aportan. El coaching te enseñará a eliminar los elementos que consumen tu energía y a conseguir los que te la proporcionan. Cuanta más energía tengas, más fuerza y armonía transmitirás. Las personas vitales, que hacen lo que aman, se realizan plenamente y tienen éxito en lo que emprenden, reflejan la capacidad que todos(as) tenemos de atraer lo que deseamos, tanto para nosotros como para nuestro entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CHUCHI