28 marzo 2009

LOS DRUIDAS SACERDOTES O SABIOS


Estos señores aparecen en la historia como una institución particular de los celtas paganos, considerados como sus sacerdotes con poderes religiosos y políticos. El origen de la palabra ”druida” no está muy claro; unos dicen que significa ” roble”, otros el “de maestro, señor” y otros significa etimológicamente considerada “hombre que conoce a fondo las cosas” . El testimonio de Cesar sobre el druidismo, nos merece especial atención, ya que durante nueve años trató con los galos y dado el espíritu genial del Romano pudo penetrar en lo más íntimo de sus costumbres. Através de las campañas a la Galia, supo que los principales centros de aquella institución estaban en las islas de Gran Bretaña y en la antigua Galia Transalpina, estableciéndose posteriormente en el norte de España. Otra fuente de investigación para aquel que quisiera estudiar a fondo esta misteriosa institución, es la arqueología.
Las funciones de los druidas era, de algún modo, ser los ministros de la religión y de la justicia, participar en la elección de los jefes y magistrados e intervenir activamente en todos los actos públicos; actuaban de jueces en los delitos públicos, asesinatos, herencias… Acaparaban todos los poderes, incluso tenían la potestad de imponer un castigo, aparecían como diplomáticos y consejeros y se consideraba que su poder se extendía a los más variados elementos, como el fuego, el agua o la tierra. El druida llevaba una vida sumida en el misterio, única forma de no perder la autoridad e intimidad, vivían en lo más intrincado de la selva de robles, donde practicaban la magia, ocultos de de las miradas indiscretas.
Los druidas se consideraban como depositarios de todas las ciencias célticas y como tales eran respetados por el pueblo, los escritores griegos nos confirman que además poseían grandes conocimientos de astronomía y astrología, enseñaban la posición de los astros y la magnitud del cielo y la tierra, computaban sus años por meses lunares, su medicina estaba basada en la magia y practicaban la adivinación por el vuelo de las aves y en las entrañas de las víctimas. Además se les consideraba filósofos, teólogos y fisiólogos o médicos y también pretendían conocer los secretos del porvenir.
Su medicina estaba basada en la magia. Cuando alguien enfermaba, el druida iba al bosque en busca de la planta “pamplina de agua” que tenía que ser cogida con la mano izquierda y en un jueves, la aplicación de la planta conllevaba otra serie de supersticiones y rituales que solo ellos conocían. Fabricaban talismanes para los guerreros, principalmente para los que marchaban a la guerra, eran como rosarios que colgaban del cuello, y sabemos de su existencia, por los numerosos restos que se han encontrado en las tumbas de los antiguos guerrerrros galos.
RELIGIÓNLas fuentes de la religión y dioses galos son posteriores a la conquista romana de la Galia. Poseían dos tipos de religión muy diferenciadas y ambas de origen desconocido. La más antigua adoraban los fenómenos de la naturaleza y la otra . el druidismo estaba fundado sobre un panteísmo misterioso. Estas fuentes no parecen ser muy fiables, pues son alusiones de los autores griegos y romanos de la época de Cesar, porque cuando hablaban de las divinidades druídicas, lo hacían en función de la teogonía de ellos; así Tnan era el Júpiter de los romanos o dios supremo, Taranis era el dios del cielo y creador del mundo...
Según Cesar los druidas pretendían descender de DIS el dios supremo. Además del dios Supremo, los druidas tenían divinidades o genios que deidificaban; Ketk dios de los vientos, Vosegne dios de los Vosgos. Existían genios protectores que daban nombre a la ciudad que pertenecía, como Bornonia(Borbón), Némunaus (Nimes)...
El culto religioso celta se caracterizaba por su crueldad; no solo se conformaban con el sacrificio de animales, también sacrificaban seres humanos. Afirmaban que la vida de un hombre no puede ser rescatada si no es con la vida de otro. Cuando se trataba de ciudades se sacrificaba a los malhechores, en su defecto, a inocentes que se ofrecían o eran elegidos e incluso se sacrificaban a los prisioneros de guerra. El ritual se basaba, a grandes rasgos, en extraerle los augurios (las entrañas), ver la caída del moribundo, convulsiones y actos tan sumamente desagradables que no merece manchar la página. Otros escritores afirman que los celtas sí realizaban esos actos criminales, no así los sacerdotes druidas que solo sacrificaban al animal y después de algunas preces, lo ofrecían a los dioses colgando la cabeza de un árbol sagrado en el bosque, pues no disponían de templos. Mientras oraban, descuartizaban al animal y observaban los augurios, repartiendo después de los ritos el animal a los asistentes, para que se lo comieran con sus parientes en el lugar de sacrificio, terminando de esta forma en un banquete.
La mayoría de los escritores antiguos y modernos afirmaban que creían en la inmortalidad del alma. Admitían la metempsicosis y la transmigración del alma humana a seres inferiores, o sea pasar un alma de un cuerpo a otro. Creían en la inmortalidad del alma de tal forma, que según nos describe Cesar, los hacía bravos hasta despreciar la vida.
La monogamia es la base del matrimonio, pero a la saga de los irlandeses, que son los paganos más tradicionalistas célticos que existían, no les va mucho esa norma, y demuestran que no es necesario llevar a rajatabla y con rigor la castidad y la fidelidad conyugal.
¡ Listos que fueron los muchachos ¡
EXTINCIÓN
El imperio romano y el cristianismo acabaron con las barbaridades de los celtas, sobre todo el celo apostólico de S. Patricio en Irlanda y de S. Columbo en Escocia. La prohibición de profesar el druidismo promulgada por Augusto y la abolición por parte de Claudio ( S. I d C. ) terminaron con ellos.
Se cree que a la par de los druidas existieron las druidesas, sacerdotisas y magas o brujas que eran elegidas por los sacerdotes, tenían que reunir ciertas cualidades y sentir el amor hacía el roble sagrado. Participaban en las ceremonias religiosas y asistían a ellas pintadas de negro. Solían ser elegidas aquellas que más cercanas estaban de los druidas : la mujer y las hijas.
El druida más conocido en la literatura es sin duda la creación de René Goscinny y Albert Uderzo: Panoramix , vestido con su túnica blanca , la hoz de oro para segar el muérdago, las chozas del pueblo celta y sus incondicionales amigos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CHUCHI