28 marzo 2009

EVITAR LA SOLEDAD


Al igual que el ruido, la gente y la multitud le molestan; es algo que no soporta. De todas formas, no abuse de la soledad, incluso si le parece un refugio y un remanso de paz y meditación. Es una persona que cultiva la misantropía ya que piensa que uno está mejor en su propia compañía que con la de los necios y los inoportunos. Una experiencia realizada en Suecia sobre una amplia muestra puso de manifiesto los estragos de la soledad. Este estudio fue llevado a cabo por dos médicos epidemiologistas, la sueca Kristina Orth Gomer y el americano Jeffrey Johnson, sobre 17433 ciudadanos suecos. Después de haber repartido las personas en grupos, en función de la intensidad de las relaciones mantenidas con los demás (familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, etc.), compararon durante seis años la tasa de mortalidad por accidentes cardiovasculares de los grupos así constituidos con el conjunto de la población. Sin dejar de lado otros factores de riesgo (edad, abuso del tabaco, ausencia de ejercicio físico, antecedentes cardiovasculares, etc.), el estudio demostró que había un riesgo de fallecimiento del 40% más elevado en los individuos que mantenían pocas relaciones con los demás. Debido a la amplitud de la muestra, esta experiencia es particularmente válida.
Así que, queridos, hay que echar un poco de agua en su copa de vino, y compartir las cosas con los demás...
Muéstrese un poco más tolerante con la gente y consigo mismo también, y cuide las relaciones...
¡Es positivo para el estado de ánimo y para la salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CHUCHI